Teléfono: 77618915

Usuario Registrado

Publicaciones reciente

 

- Tratamientos Corporales

- Tratamientos Anti Edad

- Control de Peso

- Nutrición Clínica

Como tener una dieta balanceada

Una dieta balanceada es una forma de comer que te permite consumir todos los nutrientes que tu cuerpo necesita de una amplia gama de alimentos. Llevar una dieta balanceada es importante para tu salud: los tejidos y órganos de tu cuerpo requieren una nutrición adecuada para trabajar y funcionar de forma efectiva. Sin una dieta adecuada, podrías tener un mayor riesgo de una variedad de problemas crónicos de salud como la diabetes o la presión arterial alta. A medida que nuestras vidas se vuelven cada vez más ocupadas, llevar una dieta saludable y balanceada puede ser difícil.

 

¿Cuánto y cuándo?

 

La calidad y la cantidad de veces que comemos en el día, también forma parte de la elaboración de una dieta balanceada; el balance de los alimentos se logra si cambiamos algunos hábitos de nuestra alimentación.

 

Por recomienda que antes del almuerzo y la cena, durante el verano, como primer plato prepares una ensalada con todos los vegetales que desees y luego el platillo que quieras, y durante el invierno una sopa de vegetales en lugar de la ensalada.

 

Consejos para llevar una dieta balanceada

 

Redacta un plan de alimentación. Redactar un plan semanal de alimentación puede ayudar a asegurarte de que consumas una dieta bien balanceada. Planifica las comidas y los bocaditos que comerás a lo largo del día de forma que consumas cada grupo alimenticio todos los días.

 

Tómate una o dos horas de tu tiempo libre y anota tus ideas para todas las comidas y bocaditos.

 

Prueba hacer el cálculo de todos los grupos alimenticios para cada plan de alimentación diario.

 

Si estás ocupado o sobre la marcha, planifica comidas que sean rápidas, requieran poca cocina o recetas que puedas congelar para obtener comidas fáciles de preparar.

 

Ve de compras. Abastecer tu cocina de alimentos saludables de cada grupo alimenticio ayudará a hacer que sea fácil preparar comidas balanceadas y llevar una dieta balanceada. Después de redactar tu plan de alimentación, haz un tiempo para ir al supermercado para abastecerte de una variedad de tus productos saludables favoritos.

 

Una alacena bien abastecida puede ser una gran herramienta para mantener una dieta balanceada. Abastécete de productos que no necesiten refrigeración para obtener comidas balanceadas rápidas y fáciles: frijoles enlatados, vegetales enlatados sin sal, atún o pollo enlatado, productos 100 % integrales (la pasta de trigo 100 % integral o el arroz integral) y las mantequillas de nueces.

 

Abastécete de productos congelados como vegetales (sin salsas ni condimentos), frutas, granos precocidos (como el arroz integral o la quinua), cenas bajas en calorías (para noches ocupadas) y proteínas (pollo o pescado).

 

Mantén un suministro de frutas frescas, vegetales, lácteos (como leche baja en grasas, yogur y queso) y proteínas magras (pollo, pescado, cerdo o carne de res magra).

 

Empieza un diario de alimentación.

 

 Llevar un diario de alimentación puede ayudarte a llevar una dieta balanceada de dos maneras. En primer lugar, puede ayudarte a revisar tu dieta actual y permitirte ver en qué áreas tu dieta es deficiente. Y, en segundo lugar, es un gran método para mantenerte por buen camino a largo plazo.

 

A menudo no estamos conscientes de si comemos mucho o muy poco de algo. Un diario de alimentación puede sacar a la luz esta información.

 

Cuando apenas empieces, toma nota de en dónde crees que puedes mejorar o tomar mejores decisiones (por ejemplo, si no eres muy fanático de los vegetales y normalmente escatimas en este grupo o si comes muchos de los mismos alimentos cada semana sin mucha variedad).

 

Come alimentos de los 5 grupos alimenticios. Uno de los pilares de comer una dieta balanceada es consumir alimentos de cada uno de los 5 grupos alimenticios: proteínas, vegetales, frutas, lácteos y granos. Cada grupo alimenticio ofrece diferentes nutrientes vitales que tu cuerpo necesita. Apunta a consumir algo de cada grupo todos los días.

 

Come grasas saludables. Algunos tipos de grasas se conocen por ser grasas buenas para el corazón o grasas omega 3 y monoinsaturadas. Se ha demostrado que estas grasas tienen algunos beneficios para la salud, incluyendo mantener o mejorar los niveles de lípidos en la sangre o apoyar al desarrollo del cerebro en los niños pequeños.

 

Come por lo menos tres comidas al día. Una dieta balanceada va más allá de simplemente los alimentos presentes en tus comidas. También tienes que equilibrar la cantidad de alimentos que consumes a lo largo del día. Es beneficioso consumir comidas regulares y frecuentes a lo largo del día.

 

Mide los tamaños de tus porciones. Consumir porciones adecuadas de todos los alimentos es importante para una dieta balanceada. Esto asegurará que comas suficientes de ciertos grupos alimenticios y también que no comas demasiado de otros.

 

Bebe 1,8 litros (64 onzas) de líquidos transparentes diariamente. Un mínimo de ocho vasos o 1,8 litros de líquidos transparentes y libres de azúcar es esencial para una dieta balanceada. Solo porque los líquidos no necesariamente califiquen en un grupo alimenticio no significa que no jueguen un papel esencial en tu dieta.

 

Limita tu consumo de azúcar y grasas saturadas. Los alimentos que son ricos en azúcar y grasas generalmente también son ricos en calorías. Además, generalmente no son muy ricos en nutrientes como las vitaminas y los minerales. Comer demasiados de estos tipos de alimentos puede hacer que sea difícil llevar una dieta balanceada.

 

¿Porque Debo Ir Con el especialista?

 

Hablar con un especialista en nutrición puede ayudarte a adaptar tu dieta balanceada a tu historia médica y de salud. También podría proporcionarte orientación o recomendaciones adicionales para mejorar o mantener tu salud actual.

 

podría darte recomendaciones generales para determinados alimentos o un patrón dietético que puede ayudarte a llevar no solo una dieta balanceada sino también una dieta que podría mejorar tu salud general.

 

Un nutricionista es un experto en nutrición que podría darte una gran cantidad de orientación sobre dietas balanceadas y comer de forma saludable. Podrá educarte sobre los beneficios de una dieta balanceada, mostrarte en qué partes tu dieta es deficiente y darte un plan de alimentación y consejos para ayudarte a llevar a una dieta más balanceada.

Clinica Feminin 3a. calle 21-12 zona 3, Quetzaltenango, Guatemala Todos los derechos reservados 2,017